Máster Cuatroochenta

Miguel Ángel Moliner

Catedrático de Marketing en la Universitat Jaume I  y Director Académico del máster

 

La característica más relevante del MDDM es que es un proyecto conjunto entre una universidad (Universitat Jaume I) y una empresa (Soluciones Cuatroochenta, S.L.). La Universitat Jaume I (UJI) es una universidad puntera en la enseñanza e investigación del Management, como demuestra su inclusión en 2018 en el top 500 del ranking ARWU de Shanghai (top 3% mundial). Soluciones Cuatroochenta, S.L. es una empresa puntera en la implantación de soluciones digitales en las empresas, con oficinas de representación en España, Italia, Colombia, Panamá y Estados Unidos.

Ambas instituciones detectaron la necesidad de poner en marcha el MDDM ante el avance imparable de la digitalización en las organizaciones, la falta de profesionales especializados en transformación digital y la inexistencia de una formación especializada que aunara la ortodoxia académica con la práctica profesional. Es por ello que el MDDM no es un máster universitario con participación de profesionales, sino que se trata de un máster diseñado conjuntamente por la universidad y la empresa, donde los profesionales y las metodologías de 480 son los protagonistas.

El MDDM es un máster que aporta las herramientas para la digitalización de una organización pero no es una formación dirigida a informáticos. La visión del curso es que son las necesidades de la organización las que deben marcar las pautas a la informática, y no al revés. Es decir, todas las áreas organizativas de las empresas van a vivir procesos de digitalización de manera intensa, pero esta transformación digital no debe perder de vista ni el negocio ni la orientación al cliente. Las herramientas informáticas deben estar al servicio de la organización. Esta es la filosofía del Digital Development Manager: un profesional encargado de dirigir la transformación digital de una organización bajo los parámetros del negocio, el cliente y los empleados. Esta es una figura que en estos momentos no existe en el mercado laboral.

El MDDM ha sido diseñado y preparado con la máxima ilusión por el equipo mixto formado por profesores universitarios y profesionales de la transformación digital. El máster combina asignaturas impartidas por académicos, donde se exponen conceptos y teorías básicas necesarias para entender el proceso, y asignaturas impartidas por profesionales, donde se presentan soluciones a problemas en todas las áreas de la organización. Me gustaría destacar dos elementos del MDDM.

En primer lugar se ha optado por la modalidad on-line con el fin de romper las distancias y acceder al mercado internacional. El Aula Virtual de la UJI es una plataforma ampliamente testada que servirá de soporte a MDDM y ofrecerá al alumno todas las herramientas necesarias para realizar un seguimiento fácil de los distintos módulos (manuales docentes, actividades complementarias, test final de asignatura, videos, conferencias en streaming).

En segundo lugar el Trabajo Fin de Máster (TFM) tiene una gran importancia. Se trata de desarrollar un proyecto de transformación parcial o total de una organización tutorizado por los profesionales de 480. El TFM es un trabajo riguroso en el que el alumno va a tener que volcar todo lo aprendido a lo largo del máster, el cual deberá ser expuesto y evaluado ante un tribunal.

El alumno que finalice el MDDM no solo va a contar con un título expedido conjuntamente por una universidad y una empresa, ambas de prestigio en sus respectivos campos, sino que va a mejorar sus perspectivas laborales por haberse especializado en un perfil profesional de gran proyección de futuro. Por ello pienso que el MDDM va a suponer un antes y un después para sus egresados.

 

Miguel Ángel Moliner

Catedrático de Marketing en la Universitat Jaume I  y Director Académico del máster

Alfredo Cebrián

Cofundador y CEO de Cuatroochenta

 

El Master in Digital Development Management nace en respuesta a una demanda que desde Cuatroochenta hemos identificado claramente en nuestros propios clientes y proveedores, es decir, una demanda de las propias empresas. Es la demanda de profesionales preparados para transformar de forma profesionalizada las oportunidades en nuevas tecnologías y entorno digital en realidades y es transversal en cuanto a sector. Las competencias y conocimientos adquiridos en los estudios permitirán a los profesionales identificar y valorar las oportunidades tecnológicas, sean de la naturaleza que sean, evaluar su potencial impacto en la organización y desarrollar planes de desarrollo e implementación.

Desde Cuatroochenta vivimos el día a día de la implementación de proyectos tecnológicos y observamos como las carencias en determinados perfiles dificultan el éxito de las implementaciones. Esta carencia de perfiles con capacidad de trabajar de forma interdepartamental, de levantar requerimientos, priorizando y valorando de forma realista los recursos necesarios para un desarrollo digital, generan en ocasiones tensiones y dificultades que incrementan el riesgo y las incertidumbres de los proyectos tecnológicos. La figura del Digital Development Manager es clave para separar el grano de la paja, traducir nuevas tecnologías en proyectos realistas y, en definitiva, ayudar a las empresas a evolucionar haciendo que las ideas “ocurran”.

La labor de Digital Development Management puede ser realizada por responsables del área de IT, de Innovación o incluso gerentes, directores de Marketing, etc. dependiendo del perfil y tamaño de la compañía. También sirve como base formativa ideal para aspirar a puestos de CDO liderando la estrategia digital de la organización. Un Digital Development Manager debe ser una persona apasionada de la tecnología y curiosa por naturaleza, ya que su especialidad será la identificación y análisis de oportunidades tecnológicas y la gestión de proyectos, sin necesariamente ser experto en ninguna tecnología en particular. Sí que conocerá a través del Máster los esquemas, arquitecturas básicos así como las tendencias y nuevas tecnologías que hoy ocupan las agendas de los directivos de empresas, pero deberá estar siempre alerta ante nuevos lanzamientos, nuevas herramientas o metodologías y preparado para interactuar con expertos en diferentes materias y traducir la información para que sea comprensible y útil para los diferentes roles interesados en la organización.

 

Alfredo Cebrián 

Cofundador y CEO de Cuatroochenta